Soy mamá de Martín Santiago, el niño más dulce y cariñoso, llegaste a mi vida un 15 de octubre del 2005 sano, pero un día enfermaste (05 de junio del 2009) jamás olvidaré esa fecha porque mi vida cambió para siempre, tenías un tumor maligno el cual fue difícil operar y cada día estabas mal y más mal, decidí agarrarte de la mano y nunca soltarte, prometí luchar a tu lado contigo y con Dios por delante, tenías muy mal pronóstico reservado, terapia intensiva.
Un dolor indescriptible, ahora me entregaban a un niño especial, con muchos cuidados. Seguimos luchando contra el cáncer y un nuevo diagnóstico, crisis convulsivas de difícil control, solo escuché a los doctores decir “tendrán un niño especial que no va a caminar, no va a poder hablar y necesitará todo el tiempo de ti.”
Mi tarea ahora es luchar por ti, llevarte a terapias y tratamientos que te ayuden, saliste adelante, en 2012 recaes con muchas crisis, 150 hasta 300 al día, crisis tónico-clónicas, de ausencia y miotónicas astáticas, a pesar de ser operado sigues convulsionando, un poco menos, pero tú estabas ausente sin concentración, no respondías, decidí buscar ayudar y lo seguiré haciendo hasta que la vida lo permita.
Conocí la Asociación Por Grace y cambió mi vida en 2015, en seguida noté cambios en mi hijo, él ahora esta alerta, obedece órdenes, está activo en su vida diaria, han bajado mucho sus convulsiones, actualmente tiene 15 años, doy gracias a Dios y a la vida, también a la Asociación por el apoyo y el camino que han abierto para los padres que llevamos un dolor enorme por ver sufrir a nuestros hijos.
GRACIAS ASOCIACIÓN POR GRACE, GRACIAS A TODOS LOS QUE CONFORMAN LA ASOCIACIÓN.
GRACIAS SANTIAGO POR RESISTIR.
SIGAN ADELANTE PAPÁS QUE ESTAN EN MI MISMA SITUACIÓN, SOY MAMÁ DE SANTIAGO Y LUCHO CON USTEDES.
-Lourdes Hernandéz-