Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

La lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida; a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

Las membranas celulares en el cuerpo están naturalmente equipadas con estos receptores de cannabinoides que, cuando son activados por otras sustancias nutritivas, protegen las células contra virus, bacterias dañinas, cáncer y otras enfermedades malignas.  La leche materna humana es una fuente abundante de endocannabinoides, un tipo específico de lípido neuromodulador que básicamente le enseña a un recién nacido a comer al estimular el proceso de succión.

Si no fuera por estos endocannabinoides en la leche materna, los recién nacidos no sabrían cómo comer, ni necesariamente tendrían el deseo de comer, lo que podría provocar desnutrición severa e incluso la muerte.

¿Pero qué son los cannabinoides?

Los cannabinoides son un tipo de compuesto químico que interactúa con los receptores cannabinoides. En conjunto, cannabinoides y receptores forman el sistema endocannabinoide, un mecanismo responsable de regular procesos corporales como la respuesta al dolor, el estado de ánimo, el funcionamiento del sistema inmunológico, la ansiedad y el sueño.

Al interactuar con estos receptores que se encuentran en las células del sistema nervioso e inmunológico, los cannabinoides modulan la liberación de sustancias y ayudan a mantener su cuerpo en equilibrio. Los cannabinoides producidos por nuestros cuerpos son llamados endocannabinoides.

Existe la teoría de que cuando no se producen suficientes endocannabinoides, la deficiencia de estos puede conducir a numerosos padecimientos. Los fitocannabinoides son los cannabinoides producidos por plantas como el cannabis, por lo que complementar nuestra dieta con su ingesta puede ayudar a prevenir estas deficiencias.

Este tipo de cannabinoides se encuentran naturalmente en las semillas, tallos y flores de la planta de cannabis. Estos compuestos son los responsables de los diversos efectos que el cannabis tiene sobre el cuerpo y pueden ser administrados utilizando varios métodos, incluyendo la ingestión vía oral.

Se han identificado más de 85 cannabinoides en la planta del cannabis. De todos los cannabinoides encontrados en el cannabis, destacan dos: Cannabidiol (CBD) y Tetrahidrocannabinol (THC).

Sigamos apoyando a las madres que amamantan en cualquier momento y en cualquier lugar.

Fuente:https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0014299904007423 http://pharmrev.aspetjournals.org/content/58/3/389.full

es_MXES